Yo decido, tú decides, él decide…

¿Una campaña electoral?

Este no es un post sobre campañas electorales ni sobre los beneficios de la democracia o la participación ciudadana.

Queremos centrarnos en la toma de decisiones en nuestros roles profesionales.

Cuando asumimos responsabilidades, de cualquier orden y en cualquier ámbito, debemos prepararnos para tomar decisiones (cotidianas, excepcionales, simples, trascendentes, odiosas, excitantes, etc.), queramos o no queramos, nos guste o disguste.

Una decisión es la elección de un curso de acción ante varias alternativas, el producto de un proceso mental cognitivo, analítico y/o emocional, que se ejecuta individual o grupalmente a partir de un disparador.

Aunque la toma de decisiones siempre tendrá un componente emocional (ansiedad, incertidumbre, temor, excitación, etc.), debemos desarrollar adecuadamente nuestra Inteligencia Emocional para que el proceso de toma de decisiones sea lo más racional posible (es casi imposible una racionalidad total).

Es habitual relacionar la toma decisiones con la solución de problemas, ya que podemos definirlos como:

  • Cuestión que se trata de aclarar.
  • Proposición o dificultad de solución dudosa.
  • Conjunto de hechos o circunstancias que dificultan la consecución de algún fin.
  • Disgusto, preocupación.
  • Planteamiento de una situación cuya respuesta desconocida debe obtenerse a través de métodos científicos.

¿Cuáles de estas definiciones son aplicables a nuestras funciones y tareas profesionales?  Todas.

Es decir, debemos tomar decisiones, cada vez que se nos presenta un problema y para que sean lo más racionales posibles es necesario analizar a fondo ese problema.

Una decisión es una acción a futuro y puede tomarse de forma reactiva (analizando y eliminando dificultades o problemas existentes) o de forma proactiva (detectando oportunidades de mejora y eliminando posibles causas de problemas futuros).

En cualquier caso, el análisis y solución de problemas es de fundamental importancia para la toma de decisiones, y para aumentar su eficacia y eficiencia deben realizarse de forma sistemática, utilizando métodos o modelos que incluyan los siguientes pasos:

  • Identificar el problema
  • Explicar y analizar el problema
  • Definir las estrategias de solución
  • Decidir la solución
  • Diseñar la implementación
  • Desarrollar la implementación
  • Evaluar los resultados

Entre los métodos de análisis de problemas más conocidos citamos:

  • Las seis preguntas
  • Diagrama de flujo
  • Diagrama de pez (Ishikawa)
  • Diagrama de Pareto
  • Kepner & Tregoe
  • Problem Solving Estratégico

También existen métodos para la búsqueda de soluciones alternativas como:

  • Brainstorming
  • Brainwriting
  • Seis sombreros para pensar
  • Pensamiento lateral
  • 4x4x4

Utilizar estas técnicas para la búsqueda de soluciones alternativas requiere necesariamente de la creatividad (pensamiento divergente, imaginación, inventiva).

La creatividad se relaciona con la habilidad de desarrollar nuevas ideas.

La innovación es la aplicación de las nuevas ideas desarrolladas.

Cuando tomamos decisiones debemos tener en cuenta algunos aspectos fundamentales como:

  • Posibles efectos a futuro (una decisión puede tener importantes efectos a futuro).
  • Impacto (una decisión puede afectar a otras actividades, personas, áreas, etc.).
  • Frecuencia (una decisión puede ser excepcional o frecuente).
  • Rectificación (posibilidad y facilidad con la que una decisión puede ser revertida).
  • Otras consideraciones (una decisión puede afectar relaciones laborales, valores éticos, consideraciones legales, principios y políticas, imagen de la organización, presupuestos, etc.).

La parte más importante del proceso de toma de decisiones es la comprensión y el análisis del problema, así como el desarrollo de varias soluciones alternativas.

Las decisiones cruciales pueden originarse en la alta dirección, fluir hasta los niveles inferiores y volver.

Las decisiones no cruciales pueden originarse en la base organizacional y someterse a la consideración de los administradores de más alto nivel.

 

Si decides descubrir más sobre el proceso de toma de decisiones, consúltanos